Mario Arvelo en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial

En octubre de 2017, Mario Arvelo fue electo Presidente del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, la más importante plataforma intergubernamental para debatir estrategias y crear políticas para la erradicación del hambre y la malnutrición. El CSA es un órgano conjunto de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), y reúne a los Estados miembros de Naciones Unidas, la sociedad civil, el sector privado, instituciones financieras internacionales, centros de investigación, universidades, entidades filantrópicas y otras agencias especializadas de Naciones Unidas, como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al concluir su mandato, en octubre de 2019, Arvelo pasó a ser miembro de la Mesa Ejecutiva del Comité en representación de América Latina y el Caribe.

Su Santidad el Papa Francisco felicita a Mario Arvelo tras su elección como Presidente del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, en el marco de una audiencia solemne celebrada en la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el 16 de octubre de 2017. A la derecha figura el Director General de la FAO José Graziano da Silva.

Mario Arvelo interviene ante el plenario del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial en octubre de 2018, donde afirmó que la persistencia del hambre y la malnutrición es moralmente inaceptable y políticamente insostenible; despejar esta sombra que se proyecta sobre la condición humana solo puede lograrse si todos nos comprometemos a tomar acción y trabajar juntos. En 2015 adoptamos la Agenda de Desarrollo Sostenible como hoja de ruta para lograr el hambre cero para 2030, año en el que se escribirá la historia de este tiempo. Si somos victoriosos, es decir, si a partir de entonces todas las personas en todos los países logran ejercer el derecho humano fundamental a la alimentación, 2030 será el punto de inflexión más significativo de la historia: la humanidad, liberada del azote del hambre, habrá encontrado su alma colectiva y comenzará una nueva era, donde nuestras posibilidades serán ilimitadas. Creo en lo que nos dicen los expertos técnicos, que podemos derrotar al hambre durante nuestras vidas, así que me cuento entre los optimistas, y espero ver ese día de redención. También estoy consciente de las frías estadísticas, las tendencias alarmantes y los formidables desafíos. Si fracasamos en esta empresa, todos y cada uno de nosotros tendremos una pregunta que responder: «¿Hice todo lo que pude en la lucha contra el hambre cuando aún había una oportunidad?».

Mario Arvelo durante una reunión preparatoria de la Mesa Ejecutiva del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), el cual presidió en 2017-19. En esa ocasión, como en otras, Arvelo defendió la inclusión de múltiples partes interesadas como el primer principio rector del CSA. Visto que el objetivo del Comité es contribuir a la erradicación del hambre y la malnutrición, y tomando en cuenta que los retos a enfrentar son cada vez más complejos y variables —como son la crisis del clima, los conflictos armados y las migraciones que éstos provocan— el CSA debe abrirse aun más al creciente número y la veloz evolución del modo de operar de los actores intergubernamentales y no estatales que trabajan hacia el hambre cero, en particular abriendo las puertas del Grupo Asesor de la Mesa a nuevos actores.

VOLVER A DIPLOMACIA MULTILATERAL

IR A LA PÁGINA PRINCIPAL

Powered by WordPress.com.
%d bloggers like this: